Comunidad de Konipade avanza la construcción del centro de manejo de bambú

Sergio Nenquimo, presidente de la comunidad waorani de Konipade, coordina los detalles para culminar la construcción del suelo del Centro de Manejo del Bambú, con materiales facilitados por el Gobierno de Napo gracias a la gestión de Sergio. El objetivo de su comunidad, es poder contar con este espacio para generar nuevas fuentes de ingreso sostenible en su territorio.

“Es muy importante para nosotros y es de gran ayuda el tema del proyecto bambú. En la comunidad también se están vinculando los jóvenes, las mujeres, los adultos. Es muy importante seguir trabajando para que en futuro podamos sostener y fortalecer nuestra economía”, indica Nenquimo.

Comunidad de konipade construyendo el centro de manejo de bambú.

La construcción del centro de manejo del bambú inició como una de las preocupaciones de Fundación EcoCiencia por desarrollar alternativas para contrarrestar presiones sobre los bosques, como la deforestación y la cacería furtiva, así como favorecer con la generación de fuentes alternativas de ingreso sostenible en el Territorio Waorani. “Gracias a esta iniciativa de la fundación hemos estado practicando, pero aún nos falta practicar cómo funciona, el tratamiento, para que pueda durar la construcción o artesanías que podamos hacer”.

Sergio Nenquimo presidente de la comunidad waorani de Konipade.

Asimismo, la iniciativa permitirá fortalecer temas de gobernanza forestal en el territorio, porque reforzando la capacidad de los habitantes por medio del empoderamiento a la comunidad de sus recursos, será posible reducir las presiones sobre los bosques de la Amazonía.

Centro de manejo de bambú, Konipade.

“Las comunidad se va sumando poco a poco porque antes no sabíamos para qué servía, por eso creo que de esta manera sería importante continuar reforzando, capacitando, buscar más ayuda, porque necesitaríamos herramientas para poder trabajar temas como la artesanía, y en nuestra comunidad existe bastante bambú” reconoce Nenquimo.  Resepecto a la comercialización agrega: “Podemos seguir haciendo muchas artesanías, pero aún no tenemos una cadena de mercado para que la artesanía que trabajamos se pueda vender”.

La iniciativa del bambú en las comunidades waorani se desarrolla gracias al financiamiento del Fondo Flamenco para los Bosques Tropicales FFBT.